Persepolis

Otra vez hablo de una película que no llegó a las salas de cine tampiqueñas. Sin duda un megachurro joliwudense o una película mexicana impuesta por ley y que nadie quería ver, ocupaban todas las salas disponibles. Se trata de Persepolis (Francia, 2007), basada en las novelas gráficas de Marjane Satrapi, que cuentan a su vez la vida de la autora.

Es pues una autobiografía visual que cuenta la historia de una niña iraníe durante la revolución islámica, cuando los fundamentalistas tomaron el poder para no soltarlo ya. Marjane crece en un hogar de ideas progresistas y libres, donde se lee y se discute, donde las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Con tan sólo nueve años, es inteligente y temeraria, y burla a los “guardianes sociales” descubriendo así la música punk, o grupos como ABBA y Iron Maiden, prohibidos por el régimen. Mientras, su tío es ejecutado por sus ideas, las bombas caen día y noche sobre Teheran por la guerra con Irak y el miedo permea todos los aspectos de la vida de la protagonista.

Marjane crece y su caracter desafiante y libre hace que sus padres se preocupen por su seguridad. A los 14 la mandan a una escuela en Austria. Sola y vulnerable enfrenta a su adolescencia en un país desconocido. Con el tiempo termina por ser aceptada y experimenta el amor, pero sufre de una fuerte nostalgia por su país. Aunque significa ponerse el velo y vivir en un sociedad tiránica, Marjane regresa a casa. Tiene muchos problemas para ajustarse, estudia y se casa, sin dejar nunca de protestar por la hipocresía que vive. A los 24 acepta que no puede vivir en Irán y toma la difícil decisión de irse por siempre a Francia.

En Persepolis la trama fluye sencilla y sutil; la música es bellísima, tanto como las voces de los personajes, nítidas y pausadas, un contraste con la realidad que viven sus personajes. Lo más hermoso es la animación en blanco y negro, con pocos, pero contudentes detalles. El título viene de la capital persa fundada en 6 A.C. por Dario I, destruida más tarde por Alejandro Magno. Es un recordatorio de que Iran, una civilización antigua, atormentada por olas de invasores a lo largo de miles de años, es más compleja y profunda que lo que la actualidad permite ver. En otras palabras, una monocultura fundamentalista, fanática, y terrorista, dirigida por un hombre que niega el Holocausto,  que abiertamente quiere borrar a Israel del mapa, tiene la pena de muerte para sus detractores, y una buena reserva de uranio por si las moscas.

One response to “Persepolis

  1. Hola Lily

    Lei este libro hace un par de an~os y me encanto. Los he vuelto a leer varias voces y nunca dejan de sorprenderme. Hace algunos meses conoci a la autora cuando visito Dallas promocionando sus libros y pelicula, es de verdad una persona muy interesante y muy amena. Lastima que nunca pasen este tipo de peliculas en los cines de Mexico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s