Espejos que mienten

La madrastra de Blanca Nieves solía coercionar al espejo para que le dijera que era la más bella. De hecho, fue más allá y trató de eliminar a su única competencia (se ve que la fealdad imperaba en aquel reino), para que el espejo no tuviera que mentir.  Pero resulta que a veces el espejo intenta retratar la verdad y somos nosotros los que vemos lo que queremos ver. Y así como las anoréxicas se perciben con muchos más kilos de los que en verdad tienen, las personas que padecen de lo que algunos llaman “buenorexia”, se ven mucho más atractivas de lo que son.

A la buenorexia le podemos atribuir gran parte de las cosas que luego vemos por la calle y nos hacen voltear dos veces, inevitablemente, porque no podemos creer lo que vemos. Cierto, a veces la moda propone diseños que no se le ven bien ni a Shakira o Beyoncé, por poner un par de mujeres con cuerpos envidiables, y por ende, es imposible que a las mortales comunes nos favorezca de ningún modo. Si a eso le sumamos que la buenorexia distorsiona la realidad profundamente, los resultados son desastrosos. Una mujer que sufre de buenorexia, por ejemplo, pasa por alto su sobre peso y se pone ropa que no le favorece en absoluto. O bien, se compra alguna prenda un par de tallas más pequeñas de lo que su cuerpo puede manejar. De allí esos pantalones a la cadera que dejan salir unas lonjas que hace que la parte en cuestión parezca uno de esos muffins o panquecitos con envoltura roja. O esas blusas top que muestran vientres abundantes y sin forma. No olvidemos que México tiene el primer lugar en obesidad en el mundo, y que de México, Tamaulipas se lleva la presea.

Como la anorexia y la bulimia, esta enfermedad suele atacar con mayor frecuencia a las mujeres, pero ciertamente también provoca estragos en algunos hombres. Playeras hechas para lucir músculos que no existen, cinturones que presumen ser de una talla menor y se esconden debajo de una panza gigantesca, disfraces de Indiana Jones o de poeta maldito, etc.

Es válido decir a favor de que quienes visten así tienen un alto concepto de sí mismos, una gran autoestima que no se somete a las imposiciones de la sociedad que dice que los cuerpos tienen que ser delgados. Pero yo sigo pesando que hay quienes malinterpretan al espejo.

2 responses to “Espejos que mienten

  1. ¡Hola!

    Este blog fue un gran descubrimiento, lo disfruto mucho. Interesante la reflexión sobre la buenorexia, pero ¿no es EUA el país con más obesos a nivel mundial?

    Saludos desde el D.F.

  2. Liliana V. Blum

    Hola Chavatore,

    pues mira, yo leí en alguna parte que en términos relativos tenemos más obesos. Por supuesto que mi fuente es la internet, por lo que es altamente probable que esté equivocada. En cualquier caso, me parece que seríamos si no el primero, el segundo. Sobre todo acá en el norte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s