Que se vayan con Dios, pero todos al infierno

En México se cuecen habas jarochas.

Siempre he dicho que donde quiera que el gobierno mete sus asquerosas manos, las cosas terminan por salir mal. Cuesta más y tiene menos calidad, si es que se hace (pensemos en la educación pública, por ejemplo), o sólo cuesta mucho y nunca se materializa (como tantas obras públicas fantasmas). La única forma por la que yo justifico tener a esa colmena de zánganos chupasangre que sólo aumentan impuestos, gastan como marajás y cambian las leyes para perpetuarse en sus escaños, es la garantía de una mínima seguridad, de que se haga justicia cuando alguien viola las leyes. De todo eso, el Estado (y lo digo a nivel federal, estatal y municipal) ha fallado en todos los sentidos, no de un tiempito acá, sino desde siempre. Desde antes de la revolución y después de que los revolucionarios se repartieron el botín. Y lo peor, pasándose las leyes de Reforma por salva sea la parte, se besuquean con los líderes religiosos católicos del país, que lo mismo extienden una pezuña para recibir dinero del narco, que para azuzar un látigo hacia los políticos y pedirles ayuda para encubrir y liberar a criminales de la peor calaña que existe en el planeta: los pederastas. Las iglesias huelen a mierda y azufre, y muchos feligreses meten las manos al fuego por estos violadores de niños tan “influyentes”, los defienden a capa y espada, se persignan, y prefieren no imaginar a su guía espiritual mirando fotos de bebés o niñas de 6 años violadas.

Mientras más cerca de dios, más lejos del discurso que les escurre la boca.

La historia del sacerdote en Veracruz es aberrante. Por una vez en la vida la policía y el sistema judicial parecen hacer bien su trabajo. La policía cibernética recibe un tip para seguir a un funcionario público pederasta y mientras investigan eso dan con varios otros usuarios. Se autoriza una intervención cibernética y se encuentran los servidores de internet, direcciones de las antenas, etc. Una de ellas estaba en una parroquia de Xalapa. Luego de investigar más, se encuentra con que sólo hay una computadora (portátil, claro, los hombres de dios siempre al día) y le pertenece al sacerdote de esa parroquia. Agentes infiltrados y disfrazados de “compañeros” pedófilos le piden fotos, y el representante de dios en la tierra y en ese lugarcito de Veracruz, les manda imágenes de bebitas y niñas siendo violadas. Se hace por un tiempo, se juntan evidencias precisas, contundentes. Se averigua también que el sacerdote tiene una casa aparte donde recibe a mujeres casadas, sus amantes. Ya se sabe que nunca faltan las entregadas a la iglesia, las que creen que hacen una buena obra saciando los impulsos sexuales de estos santos varones. No saben que en realidad son una fachada, al menos en este caso. Se interviene también el celular del sacerdote y se descubren SMS donde acuerda este tipo de encuentros sexuales.

Porque diosquiere.

Con toda la evidencia el Ministerio Púbico presenta la solicitud al Juez y éste aprueba la orden de aprehensión. La Procuraduría de Veracruz manda arrestar al sacerdote y a su hermano. El hermano dice que ve pornografía, pero de mayores de 18 años. El sacerdote admite tener éxito con las mujeres por ser muy guapo, pero niega lo de la pornografía infantil. Mientras el Procurador y su equipo comienzan a buscar a los niños abusados y encuentran pistas. Y de pronto recibe órdenes superiores para que deje eso “en paz”. La arquidiócesis del bello puerto (que ya había defendido antes a otro pederasta que al final fue sentenciado con pruebas irrefutables) pide ayuda al gobernador Fidel Herrera, mientras que el Obispo consigue dinero para pagar una fianza millonaria al Juez. Seguro todas las buenas almas de los feligreses pusieron su pesito. El Juez Federal NO aprueba que se le deje en libertad bajo caución, por el tipo de delito. Pero el Juez del DF, extrañamente, le da derecho a fianza. Este monstruo ofició su misa el pasado miércoles de ceniza, tan quitado de la pena. Flota un aire casi divino en esa iglesia, seguro, con incienso y violaciones a criaturas inocentes barridos debajo de la alfombra, un pecadillo venial a ojos del sacerdote, seguro.

¿Rafael Muñiz López se parece a Ernesto Zedillo? Hay cosas peores que ser político, incluso.

Por mí el Papa puede pedir perdón público por los 70 años de abusos sexuales ininterrumpidos a niños pequeños y pornografía infantil (usada y producida), todo bajo la fuerte sombrilla protectora de la Iglesia Católica, en Irlanda y en cualquier parte del mundo. Por mí puede tomar ese discurso de dientes para afuera y hacerlo rollito y metérselo en la bolsa trasera del pantalón, y si no tiene pantalón, por donde se pueda, que seguro le gustará. De nada sirven las palabras sin la acción, sin las consecuencias. Me muero de asco por esa institución podrida que da cobijo a esos criminales, que no sólo finge demencia y voltea para otro lado, sino que los encubre, los rescata, los solapa. Me hierve la sangre por esos malditos políticos que les ayudan a burlar la ley, no sé si a cambio de perdones divinos o una buena lana, condenan a niños inocentes a las impunes  y perversas sotanas. No creo en Dios, pero ojalá se pudran todos en el Infierno.

El "guapo" padre Rafa es apoyado por su comunidad

24 responses to “Que se vayan con Dios, pero todos al infierno

  1. La puta que los parió, a cagar con ellos. Yo también detesto a estos especímenes y a toda su institución.

  2. Liliana V. Blum

    Yo sé, Efe. A la puta con ellos.

  3. Si la corrupción en la iglesia y las autoridades judiciales es de por sí un hecho lamentable, lo es todavía más el apoyo incondicional de los feligreses.

  4. Hola Liliana:
    Me ha gustado mucho leer tu columna de esta semana porque me remite a algo que me sucedió el domingo. He de decirte que mi mamá está convencida de asistir a misa todos los domingos y fiestas de guardar y me insiste que la acompañe. Me gusta ir con ella porque es una forma de estar juntas y aunque no concuerdo con los preceptos de la iglesia, me he construido la idea de un Dios chido con el cual hablo mientras el padrecito esta en su rollo. El domingo pasado yo estaba en lo mío y de pronto el padrecito dijo algo que me caló, no se que fregados argumentaba, pero comentó que era asqueroso que hubiera tipos que pensaran que con un perdón salvarían sus almas, y mencionó a los borrachos, a los drogadictos y a los jotitos. Me dió mucho coraje, que visión tan corta de este tipo. Y los homosexuales de que tenían que pedir perdón? yo tengo muchos amigos gays y son maravillosos. Pero que se me sale y en medio del silencio de los ahí presentes pensé en voz alta: ” y los padrecitos pederastas”, chin, el padre me fulminó con la mirada, mi mamá me dió un pellizco y mi Dios chido se sonrío conmigo.
    Saludos.

    • Liliana V. Blum

      Lola, y los dioses chidos, de existir, no amenazan con hacer del ir a misa una cosa obligatoria. A mí siempre me aterrorizó que no ir fuera considerado un pecado mortal, algo que te podía llevar al infierno de morir no confesado. En la misma categoría del asesinato, por ejemplo. Pero si lo haces como una forma de pasar tiempo con tu mamá, supongo que no estará tan mal. Lástima que tengas que escuchar las tonterías de esos hombres con sotanas que con su dedito santo condenan a los demás (por ser, simplemente por ser) y pasan por alto tan fácilmente y perdonan y entienden a los que abusan de niños pequeños. Dicen defender la vida y no hacen sino matar a niños en vida. Un asco, definitivamente.

  5. Adriana Rodríguez Fernández

    Querida Liliana, antes que otra cosa me gustaría agradecerte la dedicatoria de tu columna pasada, me encantó cuando el sábado por la noche me avisaron que estuviera pendiente de “las alas del alacrán”, fue un muy lindo detalle el tuyo. La verdad es que te leo más de lo que te imaginas y no sólo desde la Ibero aunque es la razón por la que he tenido el gusto de conocerte.

    Nunca antes había escrito en un blog, pero el día de hoy sentí la necesidad de hacerlo. El día de ayer leí tu columna y, al igual que muchos que te leyeron, me gustó mucho tu escrito. El tema de la pederastia es un tema que debe de hacerse público y más aún cuando la Iglesia está involucrada y el Estado la solapa y es partícipe de estos hechos. Debemos manifestar nuestra indignación y enojo, cosa que tú haces de forma maravillosa y contundente con tu escrito.

    El día de hoy, camino al trabajo, como de costumbre puse el noticiero de Carmen Aristegui, y casualmente estaba entrevistando a la “familia” del pederasta el padre Maciel. Conforme iba transcurriendo la entrevista, mi indignación fue acrecentándose. No sé qué es lo que me da más asco: las perversidades y abusos cometidos por este individuo, o la ambición y descaro de la señora Blanca Lara, supuesta “esposa” de este señor. Creo que durante algún tiempo pudo vivir engañada, en la “ingenuidad” (señalado así por ella), pero después de diversos sucesos tan evidentes – por ejemplo, cambiarse de nombre, escuchar que la gente lo saludaba como “padre”, la aparición de información sobre los abusos que había cometido, etc.-, siguiera viviendo con esta persona. Escuchar como los hijos de este señor relataban los abusos cometidos por su padre ¨”biológico” cuando ellos tenían 7 u 8 años, y que la madre dijera no estar enterada. Creo que los más jodidos en este caso son los hijos. ¿Por qué hacen estas denuncias hasta ahora?, ¿por qué no lo hicieron antes?. Me parece que puede ser válido que quieran resarcir el daño obteniendo pagos millonarios por parte de los Legionarios, recuperar el “fideicomiso” que les dejó este “viejo asqueroso”, pero ¿con este dinero lograrán recuperar su paz interior, sentirse aliviados?, yo no lo creo así.

    Me parece que es fundamental que den a conocer todo los abusos y monstruosidades cometidas por este señor y otros sacerdotes como una forma de contribuir a evitar que se repitan estos casos. Que la gente por “fanatismo” e “ignorancia” permitan estos abusos.

    Un abrazo desde la Ibero,

    Adriana

    • Liliana V. Blum

      Adriana, muchas gracias por escribir. Ya me habían dicho por allí que me leías, cosa que siempre me hace sentir bien y agradezco mucho a quien se toma la molestia de hacerlo. Y si además me escriben, como tú ahora, uy, me encanta dialogar, escuchar otros puntos, o más evidencias de lo mismo, como en este caso.

      El caso Maciel es una asquerosidad de magnitudes que no logro comprender. Cómo tantas personas se han hecho cómplices de algo así, no me cabe en la cabeza. La Iglesia Católica y quienes defienden a la institución a capa y espada diciendo que no es la institución, son los miembros humanos, y errar es humano, blablablablabla, toda esa mierda para justificar las cosas más deleznables, merecen todo mi desprecio.

      Dicen defender la vida, pero en el Holocausto colaboraron con todo el gusto con Hitler, entregando judíos. Protestan contra el aborto, pero sus apóstoles violan a niños y niñas por igual, y no sólo no son denunciados, sino que se les ayuda a escapar de la justicia. Se indignan ante la posibilidad de que una pareja gay formalice su relación y obtenga beneficios legales de ellos, “se preocupan” por esos niños que pudieran adoptar los gays, aluden a su derecho a tener “vidas normales”, pero son ellos quienes destruyen vidas a través del abuso sexual y la solapación del mismo. Y dándose golpes de pecho y promoviendo el celibato, cierran los ojos, se cubren con discursos huecos y frases de Jesús. Entiendo que ellos, como mafiosos y gente de mal que son, se procuren unos a otros. Lo que no entiendo es a la gente como la “esposa” de Maciel (la ironía de las palabras), o todos los feligreses que defienden a estos monstruos.

      Como bien dices, creo que esto último es más despreciable. Si los pederastas tienen una compulsión y no pueden evitarlo, hacen peor los que ayudan a que no tengan una consecuencia por sus actos, que se salgan con la suya, no una, ni dos, sino miles de veces. Si contamos a los sacerdotes católicos que han violado niños durante años, son miles y miles. Sin contar a las víctimas que han permanecido en silencio, sea porque nadie les cree, sea porque han sido amenazadas o sobornadas para callar.

      Lamentable, sin duda. Yo estoy esperando que algún fanático me escriba algo para desatar toda esta ira que tengo contenida. Un tornado de indignación. Me altera mucho de verdad. Bueno, te mando un abrazo cariñoso. Espero que me sigas leyendo y sigamos en contacto. Un café la próxima vez.🙂

  6. Alexandro Conde

    Liliana,

    Yo les doy gracias a mis padres por ser abiertos en su tiempo y no inculcarme ninguna religion desde pequeño, pero si me inculcaron los principios basicos de la justicia, humildad y repeto a los demas, y me mostraron que todas las religiones son meras interpretaciones y rituales humanos para entender y dar una razon a lo desconocido, todo por supuesto llevado a cabo por humanos y por lo mismo llenos de errores humanos, por eso durante mis vida he tenido la grandiosa oportunidad de conocer, tratar de entender sus razonamientos y evaluar varias religiones, desde las fanaticas en que es un pecado bailar con tu pareja hasta las mas tradicionales y fanaticas de este mundo.

    En todos los casos me he dado cuenta que los “pastores” no son mas que humanos como tu y como yo y que tienen necesidades sexuales que jamas podran reprimir por mas que quieran gracias a los siglos de evolucion que nos han llevado a ser lo que somos al dia de hoy, uno de los mas abundantes si no es que el mamifero mas abundante en el planeta (siempre nos ganaran los insectos).

    Por eso la retrograda concepcion de pureza que pregonan las religiones sobre quien no tiene relaciones sexuales es la causante de tales aberraciones en la sociedad eclesiastica y he visto que en otras religiones donde se les permite a los “pastores” tener una pareja, les permite ser realmente un modelo o guia moral para sus feligreses de su congregacion.

    Yo me pregunto si realmente es valido seguir al pie de la letra las ideas y preceptos de gente que vivio hace dos mil años y si no es mas conveniente “actualizar” las ideas a los momentos y conocimientos actuales, pero parece que a las altas cupulas eclesiasticas Catolicas solo les interesa mantener el poder sobre la poblacion en base a la sumision e ignorancia, para asi poder hacer todas sus asquerosas morbosidades propiciadas por las mismas “leyes de dios” que pregonan.

    En fin, es solo mi opinion, espero que hagan eco en los demas y dejemos de solapar este tipo de acciones como sociedad.

    Saludos Liliana.

  7. Liliana V. Blum

    Alejandro, yo no creo que el celibato impuesto sea el culpable de las ganas de abusar de los niños (en todo caso, tendríamos solamente más casos de padrecitos con su casa chica). Supongo que la pederastia se da en un cierto porcentaje de la población, pero asumo que como la Iglesia Católica tradicionalmente ha encubierto y solapado estos crímenes en contra de los niños, muchos pederastas optan por el sacerdocio, a sabiendas de que será un campo fértil (e impune) para sus perversiones.

    Igual que tú, creo que los principios básicos de convivencia no precisan de que un viejito en faldas o con un sombrero chistoso los inculquen cada domingo en un grupo de oyentes. Si todos los padres enseñáramos (y con el ejemplo) a nuestros hijos que no debemos dañar a nadie más (ni permitir que nos dañen) y que debemos aceptar que otros piensen distinto a nosotros, esto no sería lo que es.

    Pero la educación y la responsabilidad siempre se le delega a alguien más, y por esto estos “guías espirituales” se aprovechan de este modo.
    Gracias por escribir, Alejandro. Muchos saludos también!

  8. Buenos días a todos quienes leen este espacio, agradezco que este sea un espacio abierto para las ideas y que se pueda dialogar de buena manera con los lectores.

    Mo nombres es Natalia, vivo en la ciudad de México, antropóloga social, soy católica practicante, madre de 2 hijos y soy una ferviente convencida de que una de las opciones para hacer de este un mundo mejor está en el cumplimiento cabal de las sagradas escrituras. Criticable supongo, y por eso abogue desde el principio y abogo ahora por el derecho pleno a la libertad de expresión.

    Quiero comentar algunos puntos sobre la columna de Liliana y sobre las respuestas, algunas cosas que me parecen relevantes y debatibles, y otras en las que estoy de acuerdo. En general la columna me parece muy buena, me gusta como son expresadas las ideas y cómo se plantean diversas hipótesis, lo que me preocupa es que se tiene cierto desconocimiento y se sobre interpretan o se miran muy a la ligera algunos temas importantes.

    No comparto la idea de Liliana de mantener a los parásitos que nos ven la cara todos los días, de tener a los políticos como lastre ante la esperanza de que algún día hagan su trabajo, los magistrados ganas 246,000 pesos al mes y ninguno de ellos se atreve a ser bien su trabajo, los compañeros de Atenco siguen en la cárcel, las compañeras zapatistas siguen en la cárcel, algunos luchadores sociales siguen perseguidos, ningún político se merece mi esperanza.
    Las leyes de reforma también fueron una burla, Juárez con todo y su mito tan generalizado y aceptado, también tenía intereses más allá de la “reforma”, no creo que sea una buena referencia esta.

    Algunos sacerdotes si, algunos son un asco y hacen todo tipo de marranadas, lo sé tengo claridad con eso y sé que algunos jerarcas de la iglesia cierran los ojos ante esa realidad, pero igual no creo que sea el dogma o la religión lo que esté errado, no creo que desde esa lógica se puede ver a toda la religión, sabes tú quién es quién está afianzando a este partido en el poder al que abogas cumplan su responsabilidad como políticos? Los jerarcas religiosos, sabes quienes son los ideólogos de los empresarios mexicanos que son evolución la evolución directa (al menos en términos simbólicos) de aquellos que juraron a la ética protestante y se hicieron masones como Juárez e impulsaron junto con é las leyes de reforma? Los jerarcas religiosos, sabes quienes son los encargados de guiar moralmente a los cuerpos de seguridad de México a los que les pides ética para hacer su trabajo? No hace falta decirlo verdad…

    Creo que no es problema de la religión, creo que es más problema de miradas y justas responsabilidades, una golondrina, una golondrina por muy sucia que esté no hace una primavera podrida, son muchas golondrinas lo sé, pero también hay otras cosas que valen la pena que creo estás, están demeritando como efecto bola de nieve. Escuchaste hablar de la teología de la liberación que generó tantas posibilidades sociales en América latina? Pues esta forma de pensar la realidad está llena de religión, de preceptos religiosos dictados o interpretados por religiosos. Escuchaste hablar de las católicas por el derecho a decidir? Ellas son católicas en pro de las libertades de la mujer, católicas al fin. Escuchaste hablar de las comunidades eclesiales de base? Gente que se organiza en torno a la religión, y literalmente la iglesia para resolver sus problemas comunitarios. Los jesuitas en Oaxaca, Chiapas, chihuahua, guerrero? Esos que van y trabajan con la gente gente.

    Lo que trato de hacer es una distinción entre aquellos jodidos y aquellos que no lo son y trato, además, de decir que también es un problema nuestro y que no podemos dejarles todo a las autoridades que de todas formas no hace nada, creo que tenemos que plantear un cambio social diferente una forma diferente de ver la realidad, darles confianza a nuestros hijos, que mira que no sólo hay pederastas religiosos, maestros, familiares, vecinos, amigos, tenemos que enseñarle a nuestros hijos a cuidarse de todos estos. Creo que la religión, esa religión que pone a dios como una forma de conocimiento, como un camino, como una extensión de nosotros mismos, esa religión que requiere de la iglesia para velar por esto, esa religión que busca integrar a todos y desde allí organizarse. Esa es la religión que yo quiero.

    Pues muchas gracias por dejarme publicar mi comentario.
    Saludos.

    • Liliana V. Blum

      Natalia, gracias por tu opinión. Entiendo tu punto. Yo he conocido personas católicas y algunas monjas y sacerdotes que merecen todo mi respeto. Independientemente de lo ineficiente que es la autoridad, y de que la pederastia se da en todos los ámbitos, lo que yo le reclamo a la Iglesia Católica es que durante años no sólo NO ha denunciado a muchísimos sacerdotes pederastas, sino que ha tratado de comprar a las víctimas o hacerlas callar, y ha ayudado a estos monstruos a huir de la justicia (es muy común la práctica de mandarlos a otras parroquias, incluso fuera del país), hasta que pase la conmoción. Es decir, que eso mismo se puede dar en una familia (el tío viola al niño, la madre no le cree al niño cuando se lo dice, o le dice que se calle, que no diga tonterías, aunque sepa la verdad, pero cómo va a denunciar a su hermano). Lamentablemente sucede así. Mi problema con la Iglesia es que a muchos pederastas les ha dado la ventaja del apoyo (monetario y moral) para huir de la ley y de las consecuencias de sus actos.

      Difiero contigo cuando dices que “es un problema nuestro y no podemos dejarles todo a las autoridades”. A menos qeu volviéramos a la ley del Talión o hacernos justicia por nuestra propia mano (ya estaría empalando al sacerdote de Xalapa, por ejemplo), en una sociedad civilizada, se spuone qeu renunciamos a ciertas libertades (ver Hobbes) a cambio de darle al Estado el poder de hacer justicia y garantizar nuestra seguridad, que no se violen nuestros derechos. El gobierno falla en este propósito casi siempre, pero si además sumamos que muchos jerarcas católicos mueven los hilos de los políticos para que obstaculicen a la justicia, pues estamos peor.

      En cuanto a la gente religiosa que trabaja y hace algo por el prójimo, lo celebro. Al menos ellos sí son congruentes con sus discursos. Pero ni un millón de madres Teresas justifican que haya un padre Maciel. No debemos celebrar a alguien por hacer lo que le corresponde (y yo por atea que soy, digo que nos corresponde no dañar a los demás). Si además en tu discurso está el ayudar al prójimo, no podemos darte un premio por hacerlo. Pero si en tu discurso hablas de ayudar al prójimo, y luego lo violentas, o ayudas a encubrir a quienes lo hacen, entonces mereces que te denuncien. Es como le digo a mi hijo: no te voy a premiar por no portarte mal: es tu obligación. Pero si te portas mal, tendrás tu consecuencia.

      Y eso, eso es lo que le ha faltado a la Institución de la Iglesia Católica. Acciones, no sólo discursos y perdones. De los miles de judíos que les entregaron a los Nazis, ninguno regresó a la vida luego de que este último Papa pidió perdón por eso. De los niños violados, muchos de ellos ahora adultos, ninguno dejará sus traumas ni se borrará su pasado porque Ratzinger pida disculpas por todos esos abusos sexuales de sacerdotes durante siglos. Mal harían en no reconocerlo, pero un perdón no basta. Habría que comenzar a hacer algo, que la gente viera que la Iglesia está por castigar a estos enfermos. Que les hagan pruebas antes de entrar al sacerdocio, que se les investigue, que a la primera denuncia se pongan en manos de la autoridad, que sea la Iglesia Católica la primera interesada en que se haga justicia, y no sólo se quede en la omisión, o peor, en el encubrimiento, o en cerrar los ojos, y negar.

  9. Pero hay que hacer una separacion quirurgica entre daño o simple incomodidad, y una vivencia, una experiencia no traumatica, un episodio del vivir. Yo he conocido mujeres que tuvieron experiencias con adultos siendo niñas; por supuesto esto quedo en sus vidas como algo inconfesable pero que en ningun caso las ha hecho sentir tristezas ni depresiones.
    No olvidemos que estos delitos no son comparables a otros delitos debido al taboo que la sexualidad a significado tal vez desde que el hombre es hombre

  10. Desconfiemos de nosotros mismos cuando rechazamos con odio algo en cual no vemos tal cosa, esto va tambien para la homosexualidad, los inmigrantes indocumentados, las religiones alternativas, etc

    • Liliana V. Blum

      Odiar significa que se siente aversión, repulsión o desprecio por algo. Los sacerdotes que violan niños impunemente y se burlan de la ley cobijados por la institución más rica de todo el mundo merecen toda mi aversión, repulsbión y mi desprecio. Ellos, los que perpetran esas atrocidades, merecen ser odiados. Sé que la tolerancia es una palabra muy bonita, pero engañosa. Yo no tengo que “tolerar” a los homosexuales, migrantes, o gente de cualquier religión. Debo aceptarlos y reconocerlos como las personas que son y con sus derechos a hacer acostarse con quien sea, a buscar un mejor nivel de vida, o a profesar la religión que más les atraiga o prometa cosas. Tolerar no significa aceptar; yo tolero los gritos en el cine aunque no me gustan. Creo que no debemos de tolerar a estos hijosdeputa que a través de los años han violado miles de niños inocentes. Hay que odiarlos, hay que denunciarlos, hay que hacer algo. ¿Sabías que se filtró un “manual” del vaticano que cada diócesis posee y es un paso a paso a seguir en caso de que un sacerdote sea acusado de pederastia y violación? El paso uno es silenciar a la víctima a toda costa… y ese documento existe. Lo filtró un mismo sacerdote católico, supongo que asqueado por los “procedimientos” de su Iglesia, que tan efectivos han resultado.

  11. Pero a la prensa le conviene mucho que la gente reaccione con espanto y hasta con odio! eso siempre significa mas ventas! y quien va a defender a alguien cuando se trate de estas cosas?! nadie! aunque sepamos que hubo solo un juego, o que se trata muy posiblemente de una calumnia. Se trata del taboo probablemente mas profundo de la humanidad. Y por otro lado recordemos “hermanos”…. Se acuerdan cuando alguien nos reto por algo sexual cuando eramos niños?, lo terrible que nos sentimos? lo culpables? Quien puede no sentirse culpable aunque sea de ser sorprendido mirando sexualmente a alguien en la calle? Quien puede defenderse cabalmente, al 100% de estas cosas?
    Actualmente hay un choque enorme entre el fenomeno internet y el resto del pasado de la humanidad. La pornografia infantil nos tranforma automaticamente en delincuentes si casi solamente pensamos en mirar algo de ese tipo, porque solo bastan unos clicks. Debemos filtrar lo que proviene de la prensa, muy especialmente en estos asuntos, porque tambien la morbosidad vende.

  12. Esto es un coctel muy mal preparado que esta condicionado por milenios de pasado. Hay dos vertientes de la naturaleza humana, que los medios mezclan indiscrimidamente pero negando una de las dos. Una la que sirve para que la prensa gane mas dinero, el morbo, el espectaculo de la tragedia, la expiacion de culpas milenarias (creo que hay razas violadoras, precisamente las occidentales con mas certeza). Y la otra la de la sexualidad tal como es en realidad, no dañina en el sentido de daño unilateral, aunque si muy posiblemente dañina en lo moral. Mientras no veamos la diferencia y la distancia entre ambas vertientes, arrasaremos con vidas iguales a las nuestras, destruiremos naturalezas hermanas, cuyas cirscunstancias fueron diferentes.

  13. Hay una injuria, una calumnia, disfrazada con todos los libros de leyes, contra la sexualidad humana?:

    La sexualidad humana de por si es dañina; quien, siendo adulto, tenga siquiera la ocurrencia de relacionarla con un menor de edad es un mounstruo que conciente o inconcientemente atenta brutalmente contra el menor poniendolo en un peligro tan o mas grave que la muerte, perjudicandola sicologicamente por años o su vida entera. La sexualidad de un adulto es no solo dañina, sino mala de maldad, asesina de la sexualidad y de muchos aspectos de la vida de un menor. Ningun adulto puede ver su propia sexualidad como inofensiva cuando se trate de acercarla a un menor.

    Si esto es una calumnia, de que clase es?, Qué tan dañina? Qué tan grande? a qué clase de gente afecta más?

  14. Debemos negar la existencia de cierta sexualidad no dañina?. ¿El genero humano y especificamente el adulto, es en sí, por definicion desde siempre y para siempre, sexualmente dañino cuando se trata de su relacion con un menor? En caso de que la respuesta sea positiva aun queda otra pregunta, y a su vez una interrogante con respecto a ella: Cuanta distancia hay entre el que produce una incomodidad a un menor, y el que produce un placer? Cuan importante es hacerse esta ultima pregunta? Si estos cuestionamientos son nuevos para tal vez medio globo, no deberiamos sospechar que en nuestros juicios, en los de todas las sociedades occidentales, hay un vacio tal vez grave, al extremo de ser capaz de permitir que veamos mezclas de inocencia y culpa titulandola siempre de CULPA GRAVISIMA?

    • Liliana V. Blum

      Nopora hora, me asusta tu último comentario. Vamos a ponerlo con una simple analogía. Las mujeres son capaces de gozar con un hombre, un placer grandísimo. Pero esa relación sexual tiene que ser de mutuo consentimiento y porque ambos así lo quieren. Si eres de los que creen que una mujer “goza” cuando un tipo la viola, creo que no tenemos nada más que hablar, porque evidentemente estás mirando el mundo desde el punto de vista de un sicópata para quien los demás son objetos de placer y no seres humanos con voluntad y quienes se merecen respeto. Una violación es un evento traumatizante y no se lo deseo a nadie. Desde luego siempre habrá el violador que “cree” que su víctima lo está gozando. Independientemente de si un menor puede sentir o no placer (después de todo los genitales son órganos cargados de nervios que llevan las sensaciones), aquí en el caso de los hijosdesurechingada curas pederastas (que no hay otro mejor adjetivo) se trata de VIOLACIONES. Un acto brutal de violencia y poder sobre otro ser humano. En el caso de estos asquerosos seres humanos que se visten con sotana, violan niños y luego acuden al vaticano (a través de su diócesis más cercana, que tiene un “libro de procedimientos para cómo actuar en caso de ser acusado de pederastia), estos hijosdeputa podrán hacerse todas las fantasías mentales, pero esos niños no sintieron placer, sintieron horror, dolor, impotencia, se les chingó la vida por completo. ¿Por qué crees que están denunciando? No fue un romance de un chavo de 18 con una “menor” de 16, de mutuo consentimiento (y aún eso está penado por la ley), sino una violación de un adulto a un niño, a veces tan pequeños como de 2 años. Es un asco. No entiendo por qué sigues regrsando a este blog. A mí no me vas a convencer de que estos sacerdotes son no diferentes de los narcos que recortan cabezas. La cosa es que están protegidos por la institución más poderosa y rica del mundo entero, y además coercionan a sus víctimas y familiares no sólo a través de la amenaza directa, sino a través de la mierda que es la religión incuestionable, el dogmatismo que le impide a la gente pensar.

  15. Por qué algo que es la evidencia de un delito, un testigo fiel e inequivoco, un delator incuestionable, una denuncia inmejorable como tal, vívida e irrefutable, es considerado “material ilicito”?
    No es esta tipificacion algo que nos delata como sociedad?
    ¿No es porque ademas de verla como denuncia solamente, no podemos evitar verla de otra manera?
    ¡¿Que es mas importante?! ¿poner fin a tales formas de actuar, o nuestra incapacidad para reconocer que no podemos asumir, ni asimilar, algo que pone en jaque nuestras propias debilidades, faltas, culpas, como occidentales?
    Nuestros gobernantes y legisladores han considerado, como literalmente lo podemos confirmar en varios codigos, que la idea de etiquetar la pornografia infantil como material ilicito, es porque que ella puede incentivarnos a incurrir en tales actos.
    De donde pudo haber provenido tal concepto sino de ellos mismos?
    No parece a veces como si no existiese eso que llaman historia? como si acabara de aparecer la humanidad? hace unos meses o dias? y que esta es incalculablemente torpe, ciega, irracional, oscura?
    Que gato encerrado es este?

  16. La PRUEBA material (en este caso digital) de un delito NO puede ser ilegal, ese es el punto. Hay una contradiccion ahi. Es decir ojala hubieran fotos y videos de todos los delitos que se hayan cometido, de todos los tipos ademas de los sexuales. Incluso no debemos escandalizarnos con la idea de que la ley pudiera permitir expresamente ver y guardar (denunciar tambien) la porno infantil. Esto no se expresa en los codigos penales, ya que erroneamente se ha reaccionado como si con la prohibicion de la propagacion o existencia de las imagenes, se pudiera hacer retroceder el accionar ilicito que se ve en ellas.
    Ademas de todas maneras quedan vacios por resolver en lo que respecta a la conciencia, sabiduria o sicologia popular. Por ejemplo: cuando una persona tiene curiosidad de ver pornografia infantil, en la mayoría de los casos, esta no es en el sentido de querer ver violencia ni tristeza, ni siquiera incomodidad, sino justamente todo lo contrario, o no? Y esto puede ser en parte porque desde niños, nuestra educacion nos condiciono intimamente, a vivir esto como prohibición. Y todos entendemos que estas cosas no se nos prohibian por incomodas o dolorosas. Es decir es evidente que la proliferacion sorprendente que han tenido estas imagenes en internert es atribuible principalmente a este tipo de curiosidad, lo cual ya no nos puede parecer tan monstruoso, a menos que tengamos alguna fijacion dolorosa traumatica en nuestras vidas que nos haga incapaces de diferenciar o separar dos tipos de interes y vivencias diametralmente opuestas.
    Mas alla aun, quedarian temas eternos que tienen que ver con la moral, que son tal vez en el fondo, el verdadero y esencial tema en toda esta cuestion.

  17. La letra de la ley, en al parecer la mayoria de los codigos penales del mundo, supongamos que sin querer… enquista en el centro del alma humana, la maldad, la voluntad de hacer daño, el delito, cuando está frente a un mayor con un/a menor viviendo una experiencia sexual.
    Esto ha traido como consecuencia que la sola imagen de tal experiencia haya sido percibida como si fuera la realidad que refleja.
    Muchas mentes han reaccionado enceguecidas a los posibles matices de tales realidades.

  18. nopora hora

    Es necesario que pongamos énfasis en el hecho de que actualmente todo se puede ver con una facilidad nunca antes vivenciada. Tenemos nuestros computadores con sus webcams, apenas unos clicks nos separan de ver lo que ocurre dentro de las casas de otros seres humanos en cualquier parte del planeta.

    Si ver porno infantil en fotos digitales es inédito y difícil de asumir, personal y públicamente, cuánto más difícil sería hacerlo con actividades de ese tipo visualizadas en vivo en una webcam?

    No tiene por qué ser peligroso ver sexo explícito, y poniendo esto en una perspectiva aun más radical y abarcadora:
    No tiene por qué ser peligroso PARA UN MENOR ver sexo explícito de ningún tipo, lo peligroso es que los adultos no sepamos enfrentarlo, transfiriendo así al menor esta incapacidad.

    No podemos dudar que a la gran mayoría de las personas educadas en el mundo occidental se nos ha transmitido, por educación, este problema del adulto. He aquí la base moral o sociológica que en su fermentación ha criminalizado “las imágenes” de porno infantil, lo cual ha derivado en la irracionalidad de considerar como delito el acto de ver estas imágenes, previa inconsciente ceguera intelectual de no querer aceptar que este material, actualmente, debido a los avances de la tecnología, esta disponible para ser visto por cualquier ser humano en el planeta que tenga acceso a internet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s