Prohibir para eludirse

A muchos les gusta tener la ilusión de que las prohibiciones pueden, de algún modo, hacer de uno un mejor ser humano. El niño obeso perderá sus rollos de grasa si se prohibe la comida chatarra; más fácil que hacer mejores elecciones en la dieta en casa, no darle dinero para que la compre, o que darle el ejemplo de hacer ejercicio, ejem, haciendo precisamente eso. Estas mismas personas son las que piensan que regalar condones o hacerlos accesibles a los jóvenes fomentará el ejercicio de su sexualidad. No bastan las cifras de embarazos no deseados entre adolescentes, los nuevos casos de VIH y  otras enfermedades venéreas a la alza. En lugar de educar, informar y proveer los medios en caso de que se haga una elección, la gente prefiere prohibir y rezar porque la fe (o el miedo implantado por el sacerdote de planta) persevere por arriba de los instintos. Como padre de familia, siempre puede uno llevarse las manos a la cabeza y preguntar cándidamente, a la Almodóvar, ¿qué he hecho yo para merecer esto?

En el caso de las drogas sucede lo mismo: una parte importante de la población cree que al prohibirlas, sus hijos estarán vacunados en contra de su uso. Como si no supiéramos que lo supuestamente inalcanzable nos ha seducido desde siempre. Como si los miles de millones de dólares que se mueven en el narcotráfico provinieran del cielo, y no de los usuarios. En mis tiempos de preparatoria en el Tec y en mis tiempos de docente en el mismo lugar me encontré con un uso mayor y más descarado de todo tipo drogas que durante mi carrera en Estados Unidos. Era bien sabido qué alumnos vendían qué. Si bien nuestro vecino norteño es el mayor consumidor en el mundo, nosotros no nos hemos quedado en la abstinencia, por más golpes de pecho que nos queramos dar.

Las drogas legales, por su parte, hacen estragos sin que nadie levante una ceja. El costo por atención de las enfermedades relacionadas al uso crónico del tabaco, los miles de muertos que ese hábito tan chic nos trae cada año, son bien aceptados por la sociedad. Después de todo, muchos padres de familia fuman. Del alcohol ni qué decir. Las muertes producto de manejar en estado de ebriedad o la violencia que se genera bajo los efectos del alcohol son cosas con las que hemos aprendido a vivir tranquilamente. Pensamos que tenemos el derecho de disfrutar de un buen trago cuando nos plazca sin que nadie nos llame adictos. Nos resulta muy conveniente que podamos conseguir las drogas legales en el supermercado, en las tienditas de conveniencia, restaurantes, o en tiendas especializadas, como las licorerías. ¿Por qué entonces nos sentimos superiores para decidir qué tipo de drogas están bien y cuáles mal? ¿Sólo porque nosotros no las usamos, debemos privarle a los demás la libertad de elegir hacerlo? ¿Somos tan soberbios que nos creemos los únicos capaces de intoxicar nuestro cuerpo responsablemente, pero pensamos que el resto de los mortales no está preparado?

El alto precio de las drogas se debe precisamente a que hay una prohibición a su uso y comercialización. La falta de una calidad constante en las mismas (nadie saber realmente lo que está comprando) y el peligro que esto implica para la salud, proviene también de este carácter ilegal. La violencia que se genera en torno a esta actividad es también el resultado del ataque frontal en su contra y de que es tan redituable que muchos están dispuestos a correr el riesgo para obtener la ganancia. Tenemos la historia americana de la prohibición del alcohol. No logramos entender que mientras haya una necesidad humana por algo, lo que sea, no importa qué tantas leyes se hagan en su contra, siempre habrá alguien dispuesto a cubrir esa demanda. Tendríamos que aceptar la responsabilidad que tenemos por nuestros hijos, su educación, y el acceso a recursos que les proveemos. El prohibir todo lo que no nos gusta equivale a querer guardar el mar en un frasco.

3 responses to “Prohibir para eludirse

  1. Interesante tu punto de vista. Liliana. A esto debemos de añadir la confusión entre hedonismo y pereza. Saludos.

  2. Si se legalizaran las drogas,
    se evitarían los conflictos armados.

    bajarían de costo esas substancias.

    y cuando se afectan los bolsillos…

    más de alguno se pone a la defensiva.

    ¿ cómo va tu novela?

    Me gustó escuchar un cuento de tu creación una noche en la Casa de Cultura de Tampico.

    Como está la situación,de psicosis y algo más,
    porque hay sitios donde se han colocado fotos y videos de lo que está pasando,
    pues quien sabe cuántos seguirán asistiendo a los eventos culturales de ésta zona.

    De por sí,es muy escasa la asistencia.

    • Liliana V. Blum

      Bueno, bajarían los costos de las sustancias, pero ¿cuánto crees que pierden los narcos por tener que comercializar su mercancía de manera ilegal? Hay que pagar millones de pesos en sobornos, en encontrar nuevas formas sin que les atrapen sus productos, en comprar armas, municiones, en estar huyendo. Si la cosa fuera legal ellos podrían prescindir de todo eso, tendrían menos pérdidas, las drogas costarían menos y habría un estándard para ellas (así como cuando compra uno cigarros en el comercio legal, sabes que lo que estás comprando es eso, tabaco de acuerdo a ciertos estándares de calidad). En realidad los narcos no dejarían de ganar. Dejarían de ser narcos, eso sí, serían empresarios como los de Bacardí, Marlboro, José Cuervo, Delicados. Se perderían menos vidas, eso sí. No habría estas balaceras. Además, se les podría cobrar impuestos, para que los inútiles de nuestros legisladores sigan hinchándose en sus curules con sus culos gordos sin hacer nada, para que los políticos sigan clavándose la lana, y si de repente tienen un buen gesto, pues que metan algo de lo que les sobre en salud, educación, infraestructura.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s