Circunvalaciones deportivas

Hoy la columna será deportiva. No soy nada constante, pero me gusta correr y nadar cuando el clima, las demás actividades y mi voluntad lo permiten. Hablo como alguien que conoce la dulce sensación de las endorfinas y de los músculos cansados y adoloridos.

Primero pongamos claro qué es deporte. Según el diccionario, es una “actividad física ejercida como juego o competición sujeta a normas, cuya práctica supone entrenamiento y buen estado físico”. No porque algo lo reporten en la sección deportiva de los periódicos o noticieros, o porque cualquiera le llame así a cierta actividad que realiza, quiere decir que lo sea. Aunque salgan en ESPN, la equitación, la pesca, el golf, la caza, y las carreras de veleros o autos, no son deportes. Vamos poniendo unos parámetros. No es deporte 1) Si tu cuerpo lo mueve un motor de combustión interna, el corazón de un animal, o el viento; 2) Si el resultado de tu esfuerzo es un animal muerto y no lo has atrapado ni matado con tus propias manos; 3) Si para mantenerte en buena condición precisas practicar un verdadero deporte; 4) Si ocupas que una especie de esclavo cargue tus cosas y te lleven en un carrito hacia el punto en el que moverás tus brazos una sola vez; 5) Si puedes beber cerveza o comer algo mientras lo practicas. ¿Estamos?

Ahora hablemos del deporte del año: el futbol soccer. Más interesante que los partidos mismos, son las reacciones de las personas a ellos. Hasta los narcos se toman un descanso y celebran los goles nacionales con disparos al aire. Luego están los auto-llamados intelectuales que denostan a los fanáticos y no pierden oportunidad de desdeñar a los que disfrutan y se emocionan con los partidos de la selección nacional. Se sienten intelectual y moralmente superiores que el Perro Bermúdez. Hay quienes incluso afirman que el Mundial es cosa truculenta del gobierno federal para distraernos de los problemas del país. Hasta me hacen admirar Calderón como si fuera Dexter: no sólo orquestró el fraude contra el Peje y le hizo unos fotomontajes al honesto Bejarano, sino que se inventó lo de la Influenza y consiguió que el mundo entero le hiciera segunda, desapareció al Jefe Diego y ahora arregló para que Santo Cuau y el Santo Niño de Chícharo le ganaran a Francia para distraernos del caso ABC y de la violencia diaria. Marvel debería de hacer un villano basado en él.

Disgresión aparte, estamos también las mujeres que sin ser aficionadas de hueso colorado y pudiendo vivir por cuatro años tranquilamente sin mirar un partido de futbol, disfrutamos ampliamente del Mundial. Somos las mismas que apreciamos a cada jugador individualmente y no sólo por estar en tal o cual equipo. Las que añoramos esos shorts que se usaban en los ochentas y la que protestamos cuando la trasmisión se corta justo en el momento en que los chicos del equipo ganador comienzan a quitarse las playeras. Las que nos fijamos en los cortes de cabello o en la caída de las telas sobre los cuerpos. Las que discutimos qué selección contiene a la mayor cantidad de guapos. Y tal vez somos poncha-balones, pero es una forma divertida de vivir el Mundial. Yo confieso pertenecer a este grupo. Luego están las mujeres que resienten cada partido que las mantiene alejadas de sus hombres, la convivencia del novio-marido-amante con sus amigos y el no ser el centro de atención. Son las mismas que pretenden vengarse haciendo shopping o yéndose de copas con las amigas, pero en el fondo no encuentran alivio en nada. También están los que, inspirados por el Mundial, salen a los parques y canchas miniaturas para jugar futbol en cámara lenta, cerveza como bebida rehidratante, y una semana entera para convalecer por esos movimientos deportivos inusuales para sus piernas.

Ciertamente los problemas nacionales seguirán intactos para cuando termine el Mundial. Mientras tanto, nada malo en disfrutar los partidos ni en inspirarse para iniciar una rutina deportiva. A ponerse la verde.

8 responses to “Circunvalaciones deportivas

  1. Vivimos el mundial de un modo bastante parecido Liliana, recibe un saludo y esperemos que el martes tengamos motivos para celebrar.

  2. “actividad física ejercida como juego o competición sujeta a normas, cuya práctica supone entrenamiento y buen estado físico

    El golf tiene normas. En el Golf se compite contra otros (Fivesome) y contra tu propia marca. Si caminas durante los 18 hoyos se hace ejercicio. Si se combina con ejercicios de gimnasio se mejora el rendimiento en distancia y precisión.
    El golf si aplica esto cuando se practica correctamente. Nadadores panzones también los hay, así como fumadores.
    Una vez alguien en una reunión me dijo con tono de conocimiento: Yo no considero al golf un deporte.
    Le pregunté: ¿Dónde lo practicaste?
    Nunca lo he practicado.- Me respondió.
    Me di la media vuelta mientras le respondía: Perdón, pero no puedo discutir con alguien sobre un tema que desconoce…
    Osea amiga, jueguelo, pero bien jugado y luego platicamos.

    • Liliana V. Blum

      Sergio, sí, pero no saques partes de la definición del contexto. “Sujeto a normas” es el adjetivo de “actividad física”. También el ajedrez y el monopolio y parchís tienen normas y no son deportes. Y ciertamente si caminas haces ejercicio (utilizas tus músculos, vaya), pero el caminar NO es un deporte. Que se requiere habilidad para el golf, no lo dudo, también para tejer, disparar un arma, o lanzar un anzuelo.

      El que haya nadadores panzones no quiere decir que la natación no sea un deporte; es simplemente que ese deporte lo practica alguien con exceso de grasa corporal, probablemente porque es un aficionado nomás.

      Tampoco he practicado rugby ni el basquet ni el frontón pero no necesito hacerlo para saber que son deportes.🙂

  3. Liliana V. Blum

    Además la mayoría de los golfistas usan los carritos. Es como si en el basket hubiera la opción de usar un carrito en lugar de correr al otro lado de la cancha. Amigo, it’s just a game, not a sport.

  4. Va a haber controversia para rato; pero para eso escribes, para colocar cada cosa en su lugar; por eso me encanta tu columna.
    Saludos

  5. Pues mi estimada Liliana, repudio el futbol, no como actividad física sino como circo estrafalario sutilmente matizado de mercadotecnia, de publicidad. Estoy de acuerdo contigo deben considerarse deportes aquellas actividades donde el desempeño físico suponga un desgaste de energía significativo, donde se trabajen y estimulen gran parte de los músculos. Un enorme placer leerte .Gracias!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s